jueves, 13 de diciembre de 2012


Se puede observar en este anuncio la imagen de una niña jugando con sus muñecos acompañada por un breve texto que simula ser una carta a los Reyes Magos, en la que la niña pide para sus padres una suscripción a El País del fin de semana. El lenguaje utilizado en dicha carta dista mucho de ser el de un niño, pareciéndose más al de un adolescente, con expresiones como "finde", aunque lo más contradictorio del texto es su contenido. La niña pide libertad para ir despeinada y para hacer el gamberro, lo cual, en una carta a los Reyes Magos, resulta un tanto anticonvencional, ya que lo esperable es que diga que se ha portado bien durante todo el año. Además, el texto presenta un recurso estilístico que consigue un efecto llamativo: la anáfora, cuando al comienzo de cada línea se repite la palabra "quiero".
Con motivo de las fiestas navideñas, El País publica este anuncio que basa su estrategia en asegurar que el periódico es tan atrayente que, si lo leen, los padres descuidarán hasta lo más importante: sus hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada