lunes, 17 de diciembre de 2012

Campaña a favor de los bancos

Para publicitar algo es preciso tener un conocimiento pleno del producto o servicio en cuestión. También es necesario saber a qué sector de la población está dirigido el anuncio, esto es, los destinatarios. En un caso determinado como puede ser una campaña a favor de los bancos, habría que realizar un trabajo exhaustivo de información para saber cómo funcionan, y localizar aquellos aspectos positivos que puedan ser útiles. Puesto que los destinatarios de este anuncio serían personas que hacen uso de las entidades financieras, pero que no tienen grandes conocimientos sobre economía, una buena táctica sería enumerar varias de las comodidades que ofrecen los bancos con respecto a otros medios para guardar dinero, como las cajas fuertes. Aparte de la seguridad que aportan, un aspecto relevante es que hacen más fáciles las gestiones en los pagos de facturas del día a día, incluso reteniéndolos a días posteriores si en ese momento no existiera liquidez en la cuenta. Esto, sumado a las múltiples ventajas que ofrece tener el dinero en una entidad financiera, como los intereses, constituye un buen reclamo publicitario capaz de cambiar la opinión negativa que la gente tiene con respecto a los bancos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada